Quien diría que en estos tiempos en que se cree todo descubierto, un hombre tenga la esperanza de encontrar un tesoro. Quizás, el comienzo del milenio le dé suerte a Bernard Keiser.

 
Estudios Iniciales

En 1994, el empresario e historiador Bernard Keiser arribó por primera vez a Robinson Crusoe, y encontró significativas escrituras en la cueva de Alejandro Selkirk, ubicada en la bahía de Puerto Inglés. Según palabras del propio Keiser: "Este hallazgo data del siglo XVIII".
Posteriormente y esperanzado por los datos recién encontrados, partió a la ciudad de Sevilla, en España, para investigar en detalle, los archivos de Indias relacionados a este periodo de la historia naval española.

El Rol del Capitán Esteban Ubilla y Echeverría

En este estudio Keiser, se percató que el marino de la corona española, Juan Esteban Ubilla y Echeverría, General de la flota que permanecía en Veracruz (México), fue quien trajo el tesoro hasta Juan Fernández en 1714. La historia indica que Ubilla, después del zarpe de México, desapareció por más de un año y medio, con el tesoro y recién en 1715 optó por retornar a España, sin embargo, murió en un naufragio producido por un huracán en las costas de La Florida.

Al respecto, Keiser agrega que según los archivos, Ubilla habría escondido el tesoro en la Isla Robinson Crusoe, porque en esos tiempos, entre 1700 1715, se libraba la guerra de sucesión española; y se habría visto involucrado en una conspiración contra los Borbones, donde un sector de la nobleza procuraba quitarles sus riquezas en beneficio de los Hasburgos. Además los motivos demuestran que 2/3 de todas las riquezas americanas, desde 1700 a 1712, terminaron en las arcas de los Borbones en Francia.
Para hacer más expedito este ejercicio, Ubilla tomó contactos secretos con los británicos, quienes, posteriormente, vinieron a la isla a rescatar el tesoro . En ese lapso, ingleses y franceses (Borbones) se encontraban en paz, lo que da verosimilitud al "Contacto Inglés".

La Intervención del Capitán Cornelius Webb

El capitán Cornelius Webb, 1761, y a bordo de la nave "Unicorn", arribó a este archipiélago para rescatar el tesoro de Ubilla y Echeverría. En esta expedición Webb sólo logró desenterrarlo, porque cuando pretendía regresar a Inglaterra, lo sorprendió una tormenta que quebró el mástil del "Unicorn", debiendo regresar a la isla donde nuevamente ocultó el fabuloso cargamento. Luego de esto, Webb navegó hasta Valparaíso con la intención de reparar su navío y así cumplir su misión.
En esta parte de la historia donde Keiser describe que el principal puerto de Chile, el capitán inglés- Webb- descubrió planes de amotinamiento en la tripulación: Cuando volviera a la isla "Mas a tierra", lo matarían y se apoderarían del tesoro. Ante tal, optó por quemar la nave con su tripulación a bordo y volver a las costas de Valparaíso en un bote a remo como único sobreviviente del naufragio.

Siempre en 1761, desde esta ciudad puerto, él envía dos cartas a Gran Bretaña, a Lord George Anson, contándole lo sucedido e indicándole en forma codificada el lugar donde había re-enterrado. Dicho mensaje nunca llegó a manos de Anson ya que éste murió 5 meses antes del arribo de lo enviado por Webb. "Estos documentos- Explica Keiser- fueron encontrados en 1950, en el norte de Inglaterra por un desconocido que se contactó con el chileno Luis Cousiño, suegro de Maria Eugenia Beéche Brum, residente isleña".

 

La búsqueda abortada de Luis Cousiño y Conde Di Giorgio

Una de estas cartas que envió Webb a Anson, indicaba que existía un tercer mensaje enterrado en Chile que, al cabo de un tiempo, Luis Cousiño logró encontrar en el balneario de Horcón, Valparaíso (Chile). En 1950, Cousiño y el italiano Di Giorgio buscaron el tesoro en Juan Fernández, en el sector del poblado de San Juan Bautista, calle La Pólvora, no logrando su objetivo.

 

El aporte de Doña Maria Eugenia Beéche Brum

Es aquí donde entra a la aventura el acaudalado historiador norteamericano Bernard Keiser quien, tras presenciar una emisión televisiva sobre el Archipiélago Juan Fernández en la cadena internacional "Travel Channel", se entera que Maria Eugenia Beéche Brum poseía los documentos antes citados, más el inventario del tesoro y su apasionada versión de su historia. "Luego de observar el programa de televisión decidí viajar a Juan Fernández y tomar contacto directo con Maria Eugenia, donde llegamos a un acuerdo en relación a este tema. Además en Inglaterra realicé investigaciones en el "British Military Museum", "British Museum Library" y " British Museum Public Record Office", verificando ciertos datos sobre el nombre del barco "Unicorn". Aquí comprobé que se trataba de una embarcación mercante de Liverpool, que operó excepcionalmente con patente de corso por encargo de George Anson con fecha de zarpe de 1760.

 

Se inicia la Búsqueda del Tesoro

Es así como el Viernes 13 de Noviembre de 1998, un convencido Bernard Keiser, aterriza en el aeródromo de Punta de Isla de Juan Fernández, con el propósito de desenterrar definitivamente este valioso tesoro y así resucitar todas aquellas leyendas que forman parte del imaginario colectivo, no sólo por los isleños, sino del mundo entero.

Poco a poco, los nombres de antiguos piratas y corsarios como los ingleses Francis Drake, Bartolomé Sharp, William Dampier y George Anson comenzaron a girar en el espiral de la información.
La expectativa perduró por sólo tres largos días, donde, sin duda, Robinson Crusoe y la isla que lleva su nombre, dieron la vuelta al mundo por el sencillo sueño del tesoro. Como signo de nuestros tiempos, míticos personajes de la historia regresan y se instalan en la vida cotidiana de esta tranquila comunidad insular.

Nuevos Intentos para dar con el Tesoro

Nuevamente en el 2000 seguía la búsqueda del tesoro, esta vez algo más arriba de la línea de concesión marítima, en el mismo Puerto Inglés. Hasta el 26 de Mayo del 2000, no se encontraba ninguna pista concreta del tesoro, razón por la cual, Bernard Keiser decide interrumpir la búsqueda para reanudar los trabajos en Octubre del 2000. La búsqueda siguió hasta Diciembre del 2001- sin dar con el tesoro.

 
Los escritos de esta sección llamada "La historia de...", fueron extraídos de los resúmenes basados en libros y artículos del archipiélago de Juan Fernández y documentos recopilados por años por don Victorio Bertullo Mancilla, Profesor e Historiador y actual Director de la Casa de la Cultura de Juan Fernández.
La adaptación de los textos y edición del material, estuvo a cargo de la Sra. Mayling Ayala Araya, Publicista.
 
LINKS DE INTERES
WindGuru
ARMADA DE CHILE
SERNATUR
UNESCO
CONAMA
GUÍA DE SERVICIO DEL ESTADO
SERNAPESCA
DIRECCIÓN METEOROLOGICA DE CHILE
SII (Servicios de Impuestos Internos)
Ayudemos a Juan Fernández
Fuerza Juan Fernández
Traduce Gratis
Google
Turismo Rural Juan Fernández.cl/
Revista Outdoors
Trekking Chile
Dive Chile